En la serie femenina, las azules sufrieron la lesión de dos de sus jugadoras, por lo que debieron abandonar la competencia en los cuartos de final del certamen.