Las “hijas de Bello” lucharon, mas no pudieron frente al equipo de la U. Católica y cayeron por 3-1 en la final del apertura. Desde la U ya se mentalizan en el próximo semestre.

Texto: Sebastián Rojas / Fotografía: Consuelo Mujica

Pasadas las 19:00 horas del jueves 28 de mayo, la cancha principal del Polideportivo Juan Gómez Millas albergó la final del vóleibol metropolitano de Ligas Deportivas de Educación Superior, donde la Universidad de Chile y la Universidad Católica animaron un nuevo clásico universitario.

Las “hijas de Bello” saltaban a la cancha con la ilusión de quedarse con el título del apertura. Sin embargo, en frente estaba una sólida UC, que a lo largo del partido se mostró potente y concisa.

Iniciado el encuentro, la U trató de ponerse en ventaja y lo logró. En una primera manga pareja, las azules lograron marcar diferencias a través de su sólido ataque y, sin mayores problemas, tras 23 minutos, se quedaron con el set por 25-16.

Sin embargo, la segunda manga se mostró más peleada. Ninguna de las dos escuadras lograba sacarse grandes ventajas y, a lo largo del set, se fueron emparejando las acciones.

De esa forma, y ante la mirada expectante de los asistentes, la UC logró ganar el set por 28-26 tras 30 minutos de juego.

Con el marcador empatado, la U saltó al tercer set con la intención de retomar la ventaja. Pero no lo logró. Durante los 26 minutos de juego, las acciones fueron parejas y cada equipo aprovechaba los errores no forzados del contrario.

27-25 terminó el set en favor de la Universidad Católica, tras 26 minutos de juego. Todas las ilusiones de campeonar, por parte de la U, se trasladaron al cuarto set.

La U, con la obligación de descontar en el marcador, se vio sólida y potente en su juego. Sin embargo, la UC mantuvo el buen nivel del encuentro y emparejó las acciones.

Un set sin mayores ventajas en el marcador. Manga de golpe y golpe que forzó que la definición se diera ya adentrado el juego.

Sobre el final del set, la U sucumbió ante sus rivales y, tras 25 minutos, cayeron por 22-25.

3-1 en favor de la UC que celebró la obtención del título del apertura y su clasificación a las finales nacionales de LDES.

Por su parte, la desazón reinó en el plantel de Universidad de Chile, la que quedó, evidentemente, disconforme con el resultado.

El técnico azul, Sebastián Rivera, comentó que “el partido fue parejo en general, los sets se definieron por dos puntos, entonces tampoco hay tanta diferencia. Habría que hilar un poco más fino después de ver el partido”.

Respecto a los próximos desafíos, aseguró que “el primer objetivo es meterse al nacional y en eso estamos bien preparados, nos queda todo el segundo torneo para clasificar como Santiago 2 (…) no es fácil, pero vamos por buen camino”.

Por su parte, la seleccionada Mariana Salinas, señaló que “nos bajoneamos al perder el segundo set, de repente no nos salían las cosas y empezamos a cometer errores”.

“Ahora hay que ir con todo el segundo semestre, recargar las pilas; tenemos que ir por la clasificación para tratar de repetir lo del año pasado”, concluyó.