Los seleccionados aprovecharon la instancia para definir junto a sus nuevos técnicos los objetivos para este año de cara al campeonato regional de Ligas Deportivas de Educación Superior.

El sábado 28 de abril se realizó el primer concentrado de la selección de natación de la Universidad de Chile, en la piscina del Polideportivo Juan Gómez Millas. Esta instancia consistió en un entrenamiento conjunto entre los 52 seleccionados que asistieron y que sirve para que los miembros del equipo se conozcan y definan los objetivos grupales.

Los nuevos técnicos que se harán cargo de la selección de natación a partir de este año, Álvaro Covarrubias y Cristóbal Díaz, estuvieron a cargo de dirigir la jornada, donde también participó el sicólogo Sebastián Castillo, fundador de Envión, un equipo multidisciplinario de medicina deportiva.

La instancia permitió a los seleccionados mejorar la cohesión de grupo de cara a lo que será el campeonato Regional de las Ligas Deportivas de Educación Superior (LDES) a realizarse el 2 de junio: el primer gran desafío que tendrán este 2018.

Uno de los nuevos técnicos de la selección, Álvaro Covarrubias, señaló que realizarán un concentrado de natación cada dos meses ya que -pese a que conoce a una gran parte del equipo- piensa que este tipo de iniciativas son necesarias para mejorar la cohesión del grupo.

Respecto a su nuevo rol, Covarrubias se mostró optimista y alabó las condiciones de trabajo en el nuevo Polideportivo. “Nos otorgaron horarios excelentes, los mismos que se manejan a nivel federado. Antes de clases, de 6 a 8, y después en la tarde de 7 a 9 cuando ya los chicos terminaron su jornada. Además la piscina es de lujo y está cero kilometros”, señaló.

Por su parte, Sebastián Castillo valoró la realización del concentrado y explicó que es fundamental que un equipo se conozca y que se mantengan buenas relaciones porque “ante la adversidad de la competencia individual, el equipo funciona como un sostén emocional que permite afrontar de mejor manera las dificultades y también los éxitos. El fracaso individual puede convertirse en un fracaso grupal entonces es importante estar preparado contra eso y asimismo el éxito individual puede transformarse en un éxito grupal”.

Castillo también resaltó el potencial técnico de los seleccionados y las seleccionadas y manifestó que en la Universidad de Chile “hay elementos identitarios propios que unen a los deportistas y que los continuarán uniendo en el futuro porque hay muchos que son mechones y que con el tiempo tienen que sentirse integrados a esta tremenda institución”.

Revisa las imágenes del concentrado: