Durante enero la Universidad de Chile abrió escuelas predeportivas y polideportivas para niñas y niños entre 5 y 10 años. Entre el 14 y el 25 de enero se realizará el segundo ciclo.

Cerca de 50 niñas y niños fueron parte del primer ciclo de las Escuelas Deportivas de Verano de la Universidad de Chile, que se inició el 2 de enero y finalizó el viernes 11. Todas las actividades se realizaron en el Campo Deportivo Juan Gómez Millas.

Divididos en dos grupos con actividades predeportivas para niñas y niños entre 5 y 7 años, y polideportivas entre 8 y 10 años, los asistentes -público externo, además de hijos e hijas de funcionarios U. de Chile- pudieron conocer y participar de distintas disciplinas deportivas durante ocho días, de lunes a viernes entre las 9:00 y 16:00 horas.

En total, las clases se enfocaron a la práctica, conocimiento y acercamiento a variadas actividades y desarrollo de habilidades a través del juego: motricidad, juegos de balón, balonmano, vóleibol, judo, natación, fútbol, básquetbol, taekwondo, atletismo, karate, baile entretenido, yoga, manualidades, juegos funcionales y ajedrez.

El director de Deportes y Actividad Física de la Universidad de Chile, Daniel Muñoz Quevedo, indicó que “quisimos hacer una escuela de verano con un sello predeportivo, lo cual lo transforma en una de las pocas ofertas de escuela de verano que tiene esta propuesta. Ha sido una experiencia enriquecedora para todo el equipo”.

Muñoz además señaló que “esta es una invitación a la comunidad a que puedan encontrar en la Universidad de Chile una expresión formativa a través del deporte y la actividad física. Nosotros tenemos escuelas permanentes durante el año. Esta escuela de verano va a ser adaptada durante el año en un formato compatible con el colegio. Es una muy buena forma de introducir de manera lúdica y didáctica el aprendizaje del deporte”.

Los apoderados también valoraron la participación de sus hijos e hijas en esta escuela. “Está buena la iniciativa. Incentivar el deporte a los niños es lo mejor que hay . Yo he venido al gimnasio y es espectacular. Los niños tienen un espacio de máximo nivel. Felicito a la Universidad de Chile. Nosotros estamos contentos”, expresó Jorge Millar. Su hijo fue uno de los niños que participó del primer ciclo y durante 2018 había participado también de las escuelas de básquetbol y natación. 

Millar agregó que “me he dedicado a mirar y los monitores son dedicados. Yo conozco el tema de escuelas de iniciación y se nota que los muchachos saben de formación. Los niños nunca están solos, se manejan con los grupos. Los niños salen contentos, felices y quieren volver luego, que llegue luego el día siguiente.

En esa línea, Camila Aguiló, quien inscribió a sus dos hijas en la escuela, comentó que “han podido explorar en distintos deportes y han logrado establecer amistad con compañeros de la escuela. Para nosotros como familia nos vino súper bien porque las vacaciones escolares no coinciden con las vacaciones laborales, entonces ellas han podido aprovechar el verano de una manera entretenida, explorando y conociendo distintos deportes que tal vez no hubiesen tenido la oportunidad de conocer”.

El segundo ciclo de las Escuelas Deportivas de Verano inició el lunes 14 y finalizará el viernes 25 de enero.