Triunfos en hombres y mujeres se vivieron el pasado martes en el Campo Deportivo Juan Gómez Millas. Sufridos encuentros que volvieron a confirmar las buenas campañas de los Hijos de Bello en el metropolitano Fenaude que entrega cupos para el nacional.

Texto: Rosario Soto C. / Fotos: Lorenzo Mella

Complicados y sufridos triunfos se vivieron el pasado martes 5 de junio en el Polideportivo Juan Gómez Millas. Con galerías abiertas para el público, los seleccionados de nuestra casa de estudios entregaron importantes triunfos frente a la Universidad Andrés Bello, que consolidan la buena participación de la Universidad de Chile en los torneos Fenaude.

El encuentro que abrió la jornada fue el de los hombres, el cual comenzó de buena manera para los Hijos de Bello, mostrando una defensa sólida y consolidada. Con el avance de los minutos, los seleccionados de la UNAB se despertaron y comenzaron a atacar de manera efectiva desde los contragolpes. El juego de los locales comenzó a decaer y el primer tiempo finalizaba 10-14 a favor de la UNAB.

Ya en la segunda parte, los dirigidos por Gonzalo Zapata remontaron el encuentro, y con cambios concretos en el esquema, la seguridad se comenzó a sentir en la cancha. Sobre el final, las tapadas del portero fueron claves en el marcador final que quedaría 25-21 a favor de la U.

El técnico, evaluó el encuentro y comentó: “Entramos muy fríos a la cancha y las suspensiones en la competencia metropolitana nos ha sacado de ritmo. Entramos con una actitud distinta en la segunda mitad para poder dar vuelta el marcador y encontramos las situaciones para resolver la situación”.

“Ahora en la fase de los cuatro mejores tendremos encuentros iguales o más difíciles que este. El objetivo nuestro es meterse de los primeros, para eso trabajamos“, finalizó el entrenador.

 

Superioridad de las azules

Más tarde y cerrando la jornada, las mujeres recibían al conjunto de la UNAB, que no sería tan distinto en un comienzo que al de los hombres. Mucha precisión tuvieron las Hijas de Bello que se pusieron en ventaja de manera temprana, pero las de UNAB tenían un as bajo la manga que a la larga sería la falencia de las locales. Con contragolpes muy efectivos, el primer tiempo finalizaría 20-14 en favor de las campeonas nacionales.

Ya en la segunda media hora, a los 15′ la intensidad del juego bajaría y las jugadas se verían trabadas, pero la mano de Emil Feutchmann se vería en las jugadas preparadas y en lo técnico que se tornó el encuentro.

Finalmente, el marcador se teñiría de azul marcando un 38-27 favorable a las locales. Tras el encuentro, el técnico de la Universidad de Chile manifestó que “nos complicamos al principio porque no estábamos prolijos. Cuando se decidieron las chicas se notó la diferencia. UNAB siempre es un rival muy complicado y nos dan tarea, pero sabemos que aún nos queda otro rival complicado como la USACH”.

Revisa las mejores imágenes:

Hombres

Mujeres