Los estudiantes de establecimientos municipales de Macul hicieron uso de las instalaciones del Campo Deportivo Juan Gómez Millas gracias al convenio firmado por la Universidad de Chile y la Ilustre Municipalidad de Macul, enmarcado en la política de equidad e inclusión estudiantil, que busca ampliar los vínculos de la casa de estudios con la comunidad.

Texto: Carolina Garcés / Fotografía: Lorenzo Mella

Entre el 25 de septiembre y el 18 de diciembre, cerca de 2 mil niños y niñas de provenientes de ocho establecimientos municipales de Macul fueron parte del Programa de Formación de Educación Secundaria en Educación Física (FESEF), que les permitió el acceso y uso de las dependencias del Polideportivo Juan Gómez Millas para sus clases de educación física.

El programa fue posible gracias al convenio firmado entre la Universidad de Chile y la Ilustre Municipalidad de Macul, que busca ampliar el acceso a la actividad física y el deporte a niños y niñas de establecimientos municipales.

Los niños y niñas acudieron por doce semanas al Campo Deportivo Juan Gómez Millas, donde tuvieron clases de natación, rugby, vóleibol, básquetbol, judo y atletismo, en las que fueron apoyados por 20 profesores de la Universidad de Chile.

Carlos Pichuante, Director de Educación Municipal de Macul, realizó un balance positivo sobre el convenio. “Cuando se juntan dos instituciones públicas se pueden dar cosas de calidad y este convenio es de calidad. Nosotros hacemos un balance súper positivo porque en estos meses vimos niños más contentos, niños que llegaban a la escuela con otra disposición”.

El representante de la municipalidad mostró además su disposición a concretar nuevos acuerdos con la Universidad de Chile. “Que – los niños – ocupen el polideportivo, que ocupen la piscina, para nosotros es un agrado y al mismo tiempo es lo que buscábamos entregar a nuestros niños y niñas de colegios públicos. La idea es seguir proyectándonos, tenemos que llegar a nuevos acuerdos, la idea es seguir potenciando estos proyectos que son de mucho valor y mucho alcance para las personas”, indicó.

Por su parte, Yocelyne Espinosa, Coordinadora del Programa FESEF de la Universidad de Chile, destacó el entusiasmo de los escolares. “Fue un ciclo bien intenso, fueron tres meses de harto cariño con los niños. Los niños se fueron contentos con el programa y quieren seguir participando”, señaló.

Asimismo, la profesional recalcó el avance demostrado por los niños y niñas en relación a las unidades impartidas en el Campo Deportivo Juan Gómez Millas. “Los niños llegaron temerosos, con muchas expectativas y muy ansiosos, porque era una experiencia completamente nueva en un espacio grande para ellos. Pero se fueron súper contentos, avanzaron enormemente en las unidades de natación y eso fue una alegría enorme para ellos”, expuso.

Quien también se mostró conforme con el aprendizaje de los menores fue la docente del Colegio Julio Barrenechea de Macul, Jessica Bozo. La profesora señaló que “las instalaciones son adecuadas para los niños, los horarios, los profesores que nos apoyaron, todo fue fantástico. Los niños se fueron muy motivados, no faltaban al colegio para venir a las clases de natación.